Blog

El DHA es cuestión de cantidad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Continuamente el papel de los omega-3 en la salud está siendo cuestionado, últimamente se focaliza este cuestionamiento en relación con el deterioro cognitivo y, una vez más, me siento obligado a intentar recordar a nuestros alumnos, que tenemos que tener una visión general basada en las evidencias científicas actuales antes de sacar conclusiones basadas en un solo estudio. No en vano, vivimos en la era de la comunicaciones, y por tanto, tenemos acceso a las bases científicas a un par de clics del ratón de nuestro ordenador personal. Como muchas veces comentamos en las clases, cuando presentamos los datos de algún estudio, ninguno es perfecto, por lo que no se pueden extraer conclusiones definitivas de un solo estudio. Sin embargo, esto es exactamente lo que habitualmente se hace en los medios de comunicación, por ejemplo, con el titular “El timo de los Omega 3”, publicado en el periódico El Mundo hace algún tiempo y repetido cual consigna por muchos nutricionistas en redes sociales. Pues los resultados del estudio llevaron a los autores a concluir que, "contrariamente a la creencia popular, no vimos ningún beneficio de los suplementos de omega-3 para detener el deterioro cognitivo". Realmente, ¿un solo estudio, en un solo área de la salud, significa que es un timo? ¿Cambiarían al menos su punto de vista si la totalidad de la evidencia para esa condición de salud contara una historia diferente?

El estudio al que hace referencia del diario El Mundo se refiere al estudio publicado en la revista JAMA (2015, 314(8) 791-801) que se centró en la función cognitiva, sin embargo, cuando hacemos una búsqueda específica en la bases de datos científicas que son el reflejo de la investigación. El EPA y el DHA son los omega-3 de cadena larga, sabemos que cada uno desempeña diferentes funciones en el cuerpo, pero especialmente se focaliza el DHA en el sistema neurológico. El DHA es el ácido graso más abundante a nivel del sistema neurológico y es en realidad parte de la estructura de su cerebro y los ojos. Una hipótesis es que necesitamos cantidades suficientes de DHA para ver los efectos en los estudios de la función cognitiva. De hecho, un artículo ha demostrado que el consumo de DHA conduce a un mayor flujo sanguíneo y la actividad en la corteza prefrontal durante pruebas cognitivas. Otro metanálisis, más reciente, de ensayos controlados y aleatorios de Yurko-Mauro et al., mostró que se requería más de 1 g de DHA al día para mejorar algunos aspectos de la función cognitiva en adultos mayores.

Esto es importante porque los informes de los medios de comunicación sobre el documento de JAMA es no entran a valorar las dosis. Incluso ensayos como el de Chew et al en que la "dosis alta" de omega-3 no ralentizó la tasa de disminución cognitiva en esta población, pero el suplemento que se dio a este grupo sólo contenía 350 mg de DHA. Se podría argumentar que esto es apenas una dosis alta de DHA, ya que es menor de lo que se obtendría de una sola porción de salmón, pero la verdadera cuestión es si la dosis es suficiente para detectar un beneficio.

Si vamos a la literatura científica, insistimos, al alcance de la mano, y buscamos todos los artículos que estudian los efectos de los omega-3 sobre la función cognitiva en adultos que van desde individuos sanos hasta tener enfermedad de Alzheimer leve. Podemos excluir los estudios con sujetos con enfermedades, pues estamos cuestionando el consumo de complementos de omega 3 en personas sanas, limitándonos como mucho, a tratar de establecer si los omega-3 desempeñaban un papel en la prevención del deterioro cognitivo. También hemos excluido dos pequeños estudios con fosfolípidos omega-3 porque hay preguntas acerca de si eso cambia la absorción de EPA y DHA, lo que significa que las dosis no serían comparables a los otros estudios. A pesar de que para ambos ácidos grasos se encontraron beneficios a dosis muy bajas; a continuación, analizamos los resultados reseñables de cada ensayo, las dosis de DHA en cada estudio y si los autores concluyeron que había un efecto beneficioso en sus estudios para esa ingesta. Los resultados son bastante claros, como muestra elgráfico. Si un estudio no incluye una cantidad significativa de DHA, no es probable que muestre un beneficio, pero eso no significa que el DHA en cualquier dosis no sea beneficioso.

Entonces, ¿por qué los estudios como el citado de JAMA por los medios en tono peyorativo usaron una dosis tan baja de DHA, cuando la literatura sugiere que se necesita una dosis más alta? Bueno, esto es una cuestión para quienes firman estos artículos lo que si podemos concluir nosotros, tal como pregonamos y tratamos de demostrar en nuestros cursos es que desde 2006, en adelante hay muchos estudios que muestran que el efecto es dosis dependiente, de hecho uno de los estudios más polémicos al respecto del que se hizo eco la revista Newsweek, también desaconsejando el consumo de omega 3, hay realizado por la doctora Chew y sus colegas observaron que la dosificación podría ser uno de los factores que afectaron sus hallazgos y, si bien este punto se convirtió en muchas historias en la prensa de consumo, la importancia de este punto no se encontraba en ninguna parte los titulares.

omega3

Menú Rápido

Contactar

Centro de Formación Integrativo para la Salud - CFIS

Tel.: 688 97 22 92

C/ Alonso de Castro,1 - Local 204

La Laguna - Tenerife - España

Email: info@cfis.es